¿Qué modelo de nube es la más adecuada para tu empresa?

1 COMENTARIO

Post-diferentes-tipos-de-nubes

En la actualidad, las nuevas tecnologías en el ámbito empresarial se integran a una velocidad impresionante. Continuamente aparecen nuevos productos y/o servicios en el mercado que sustituyen a los que ya existen, los productos tienen en su mayoría un ciclo de vida fugaz. Los cambios en la tecnología se producen tan rápido que aparece una nueva versión cuando aún no se ha asimilado la última tecnología.

Si nos referimos a las soluciones en la nube, las estadísticas hablan por si solas: en 2010, el 18% de las empresas españolas comenzaron a utilizar los servicios en la nube para almacenar sus datos; en 2013, este porcentaje se incrementó hasta llegar al 62% . Según un informe emitido por la web Safe Creative, los principales beneficios que obtienen las empresas con la utilización de los servicios en la nube es el ahorro en tiempo (71%), lo que conlleva una mayor productividad, y un mayor ahorro en los costes (63%).

Las empresas han tomado conciencia de las ventajas que aporta el utilizar los servicios en la nube, la decisión ahora se traslada a qué modelo de nube conviene contratar para tu empresa. Las características de la empresa o el volumen de datos a almacenar, son factores a tener en cuenta a la hora de decidir qué tipo de servicios en la nube se ajustan mejor a las necesidades de tu empresa: nube privada, pública o híbrida.

En este post, nos centraremos en explicar los modelos de servicios en la nube con mayor éxito: nube pública y nube privada.

Según un estudio de Gartner, consultora de tecnologías de la información, prevé que la opción de decantarse por los servicios de la nube híbrida (el modelo de nube menos conocido), no será tendencia hasta dentro de 5 años, todavía hace falta más conocimiento e investigación.

A continuación, exponemos las ventajas e inconvenientes de los modelos mas utilizados:

Nube pública

En el modelo de nube pública,  el servicio se proporciona a través de Internet. Las infraestructuras de la empresa están alojadas en las instalaciones del proveedor de los servicios en la nube (este sería el caso de netelip). El núcleo de la estructura, es compartido por muchas empresas, pero los datos almacenados de cada una de ellas, están separados, de manera que solo quién esté autorizado podrá acceder a ellos. En la  nube pública, las empresas comparten “lugar” (servidor), pero tienen privacidad de sus datos al 100%.

La principal ventaja que tiene la nube pública con respecto a la privada, es el bajo coste. La empresa que contrate servicios en la nube pública no tendrá gasto alguno en hardware, ni en mantenimiento de servidores, ya que éstos, son virtuales y están alojados por el proveedor de los servicios de la nube. Además, el mantenimiento de los mismos, también corre a cargo del proveedor de servicios.

En cuanto a los inconvenientes, podríamos hablar de inseguridad y baja velocidad. Las empresas, por falta de confianza, pueden tener la sensación de inseguridad, ya que sus datos confidenciales y empresariales están alojados en las instalaciones de un tercero, el proveedor. Aunque este inconveniente es una mera percepción de las empresas, pues la seguridad es la misma en cualquier tipo de nube.
Como comentábamos en nuestro post “Qué es la nube”,  los servicios de la nube pública necesitan de conexión a Internet para su uso, esto supone otro inconveniente, ya que la velocidad en cuanto a la transmisión de datos, está limitada por la conexión del proveedor de Internet.

Nube privada

A diferencia de la nube pública, en la nube privada el CPD (centro de procesamiento de datos), donde están alojados los datos de la empresa, se encuentra físicamente en la empresa. Por lo general la nube privada es contratada por empresas que únicamente necesitan obtener hardware (infraestructuras para almacenar datos); aunque también se puede contratar servicios de la nube privada para adquirir  PaaS y SaaS, plataforma como servicio y software como servicio, respectivamente.

La ventaja principal de la nube privada sobre la pública, es el control que ofrece a la empresa sobre la infraestructura. La información que hay alojada en la nube, se encuentra físicamente, dentro de la empresa. Al no compartir servidor con ninguna otra empresa, se percibe mayor seguridad. Esto, no significa que la nube pública no sea segura, si no que, algunas empresas se decantan por la nube privada, simplemente porque sienten más protegidos sus datos si éstos se almacenan en sus propias instalaciones.

Los servicios de la nube privada, pueden proporcionar mayor rendimiento de los datos, ya que, la empresa puede acceder a ellos desde la red local, a través de su intranet, lo que implica una mayor velocidad con respecto a la nube pública, que necesita acceso a Internet.

Los inconvenientes de la nube privada, son el coste, ya que se necesita invertir en hardware, además de los costes para el mantenimiento de las instalaciones (suministro de energía, mantenimiento diario de los servidores, gasto en refrigeración…). Al tener que adquirir el hardware físico, en la nube privada existe un límite de capacidad de datos, lo que supone otro inconveniente con respecto a la nube pública, donde no hay límite de capacidad.

Esperamos que este post os sirva para que diferenciéis los diferentes modelos de servicios en la nube. Además, confiamos que una vez que tengáis claras las principales diferencias entre la nube pública y la privada, podáis decidir qué tipo de nube se ajusta más a las necesidades de vuestra empresa ¿con cuál os quedáis?.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *