La movilidad se impone en el entorno profesional

SIN COMENTARIOS

Movilidad empresarial con netelip

En las últimas décadas, las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), tradicionalmente ceñidas al entorno corporativo, han visto ampliado su campo de acción al ámbito personal gracias al uso masivo de dispositivos tecnológicos por parte de los consumidores. Estos dispositivos utilizados por los usuarios se pueden agrupar en dos clases: aquellos ubicados dentro del hogar, como el televisor, el vídeo, el sobremesa o la línea de telefonía fija con conexión a Internet; y, por otro lado, los equipos y terminales móviles, entre los que cabe destacar los portátiles, las tablets y los smartphones.

En el caso concreto de los dispositivos móviles, al hecho de que se haya producido un uso generalizado de los mismos en el entorno personal hay que sumar la peculiaridad de que los usuarios renuevan con frecuencia sus equipos en busca del último modelo del mercado.

Ambos fenómenos –uso generalizado y actualización frecuente de terminales inalámbricas más o menos inteligentes– producidos en el plano doméstico han favorecido un cambio de escenario nunca visto hasta ahora, donde el empleado cuenta para su uso personal con dispositivos móviles más avanzados que los utilizados en su día a día laboral. Esto ha llevado a la aparición de fenómenos como el Bring Your Own Devices o BYOD, que consiste en la utilización de los dispositivos móviles personales en el entorno empresarial, pero sobre todo ha impulsado la movilidad entre los profesionales.

Espacios de trabajo cada vez más móviles

Paralelamente al empuje ejercido por los empleados para disponer de dispositivos móviles avanzados dentro de la empresa, hay que añadir el avance de varias tecnologías que han venido a multiplicar exponencialmente las posibilidades de la movilidad en el mundo corporativo; nos referimos a las redes inalámbricas, la virtualización llevada al escritorio y el cloud computing.

Las redes wireless, basadas principalmente en tecnología Wi-Fi, han mejorado en los últimos años y han pasado de ser una red complementaria a la red cableada de la empresa a convertirse en una red con el mismo peso y, en algunos casos, en una clara opción frente al cableado (especialmente cuando se trata de abrir nuevas oficinas).

El segundo factor a tener en cuenta ha sido la virtualización del escritorio. La virtualización está ampliamente extendida en el mundo de los servidores como una alternativa al entorno distribuido y comienza ahora a aumentar su radio de acción al llegar al escritorio. Virtualizar el escritorio consiste en separar el propio escritorio de las máquinas físicas, de manera que los programas, aplicaciones y datos manejados se almacenan y ejecutan remotamente en un servidor central en vez de en el disco duro del sobremesa del empleado como se hace en un escritorio físico.

Los escritorios virtuales pueden estar en un servidor de la propia empresa o en servidores centralizados alojados en centros de datos de terceros, en este caso, se denomina Infraestructura de Escritorio Virtual, término más conocido por las siglas inglesas VDI (Virtual Desktop Infrastructure).

El tercer elemento, el cloud computing –traducido al castellano como ‘nube’– permite utilizar recursos informáticos pagando por ellos como un servicio sin tener que realizar una fuerte inversión en infraestructura. El equipamiento tecnológico es ofrecido por proveedores de la nube que gestionan los recursos en centros de datos remotos y suministran sus servicios a través de Internet.

Las tres tecnologías anteriores –redes inalámbricas, escritorios virtuales y la nube– han hecho posible que la movilidad en el entorno laboral sea más fácil que nunca y esté al alcance de cualquier empresa, independientemente de su tamaño.

Las propuestas anteriores permiten trabajar desde cualquier lugar y con cualquier dispositivo, favoreciendo así la conciliación entre la vida laboral y la profesional. Eso sí, la empresa debe tener muy claro qué necesita exactamente y de qué presupuesto dispone, dado que las ofertas del mercado son amplias y variadas.

Próximamente, lanzaremos vDesktop, un espacio de trabajo basado en la nube para cada empleado de la empresa, donde cada usuario puede conectarse a su escritorio a través de su portátil, tablet u otro dispositivo móvil, para entornos tanto Windows, como Mac o Linux. No es necesario realizar una gran inversión, ni tareas de reparación o mantenimiento.

Además de vDesktop, netelip también ofrecerá vDrive, una plataforma de almacenamiento basada en la nube, simple, privada y segura, disponible a través de dispositivos móviles y de escritorio, esté donde esté el usuario. Éste podrá acceder a sus datos de manera instantánea y siempre que lo desee.

¿Te vas a quedar atrás? Esperamos vuestros comentarios….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *