La revolución del Coworking como espacios colaborativos

SIN COMENTARIOS

Espacios de trabajo virtuales

¿Te has planteado alguna vez trabajar en un coworking? A diferencia de lo que muchos piensan, no se trata sólo de compartir oficina para ahorrar gastos. La filosofía de estos espacios va mucho más allá: compartir sinergias con los que allí se alojan, elaborar proyectos en conjunto, intercambiar contactos para dar un servicio mucho más unificado y personalizado a un mismo cliente…

Pero, ¿qué es exactamente un coworking? En la base de su razón de ser está ese espacio de trabajo compartido, pensado para el desarrollo laboral de aquellos emprendedores y autónomos que buscan una oficina propia sin los gastos que acarrea la compra o alquiler de un espacio único. Incluso hoy, la tendencia va más allá y muchas micropymes y pymes se están apuntando a este movimiento puesto que es habitual que estos centros ofrezcan a sus clientes ventajas diversas como servicios de telecomunicaciones, sala de reuniones, mensajería, limpieza, un espacio para la realización de videoconferencias, recepción, impresora, algún lugar para el descanso y esparcimiento…

Y, por supuesto, un espacio tranquilo en el que trabajar, que puede estar cerrado como oficina propia o abierto en las zonas comunes del recinto, (siendo esta última la opción más económica). Se puede contratar por horas, días, meses, con acceso las 24 horas del día, para una o varias personas… Siempre atendiendo a las necesidades del cliente.

Hasta aquí hay pocas diferencias con un centro de negocios tradicional. La principal diferencia la marca esa idea de entorno colaborativo de la que antes hablábamos, un win to win en el que tanto clientes como gestores del coworking participan para que las oportunidades crezcan para todos. De hecho, muchos organizan jornadas formativas y eventos diversos en los que hacer networking, darse a conocer y ampliar la red de clientes y colaboradores.

Beneficios

En general, son espacios inspiradores y flexibles en los que sus habitantes procuran relacionarse y crear comunidad para poder compartir ideas y proyectos, como nos recuerdan desde Spaces, una de las gestoras de coworkings más importantes a nivel global. En España tienen centros en Madrid y Barcelona, pero también cuentan con espacios en gran parte de la Unión Europea, Estados Unidos, en la región Asia-Pacífico y en América Latina.

El modelo de trabajo que promueven éste y otros locales similares es totalmente flexible, en el que el propio profesional se organiza según sus necesidades. No hay horarios estrictos ni obligación de estar encerrado entre las mismas cuatro paredes constantemente. De hecho, aquellos clientes de firmas de coworking extendidas por más de un territorio suelen tener la ventaja de poder acceder a cualquiera de sus dependencias, estén en el país que estén.

Lógicamente, uno de los puntos más interesantes es el del ahorro de costes, ya que con una cuota asumible el profesional puede acceder a una oficina equipada con todo lo que necesita. Se olvida así de invertir en infraestructuras y costes diversos como el de la electricidad o las telecomunicaciones. Y de contar con un servicio de secretariado, limpieza y recepción sin necesidad de realizar contratos de forma individual.

Centros innovadores

En nuestra última aventura, que ha servido para que netelip se instale de forma física en México, hemos descubierto la firma WeWork, que tiene oficinas en diversos puntos del Distrito Federal. Pero no son las únicas, también cuentan con centros en España, Estados Unidos, Brasil, Chile, Canadá, Alemania, Japón… en 25 países del mundo. Llevan activos desde 2010 con una filosofía colaborativa muy fuerte y un lema que siguen a rajatabla: “Queremos ayudar a crear un mundo en el que las personas, además de ganarse la vida, puedan vivirla plenamente”.

Ofrecen espacios físicos abiertos y atractivos para equipos de diversos tamaños. Además de los habituales, sus clientes pueden disfrutar de servicios médicos, jurídicos, de procesamiento de pagos, soporte informático, formación y capacitación y de gestión de nóminas. Y cuentan con una aplicación digital que les permite conectarse y trabajar de manera virtual con otros miembros de su red a nivel mundial.

Por otra parte, en España también hay un buen número de centros inspiradores e innovadores de características similares. Os dejamos una pequeña muestra:

  • Impact Hub

    En Madrid, cuenta con tres espacios en pleno centro. Se han especializado en el desarrollo de proyectos de innovación e impacto aplicando nuevas metodologías en procesos de emprendimiento, intraemprendimiento y estudios de mercado emergentes.

  • The Translation Factory

    Muy cerca del centro de Málaga, se caracteriza por sus espacios abiertos y su entorno de trabajo cálido, acogedor, agradable… Incluso hay posibilidad de trabajar al aire libre, en su zona de terraza. Todo suma a la hora de canalizar la inspiración de los profesionales.

  • Aticco

    Además de los servicios que hay hemos comentado, esta firma localizada en Barcelona ofrece trato especial en la cadena de gimnasios DIR, catering, asesoría, marketing y diseño web. También da la opción de convertir sus oficinas en un punto en el que domiciliar nuestra empresa y poder recibir paquetería, certificados, etc.

  • The Foundery

    En pleno barrio gótico de Barcelona cuenta con un espacio amplio y diáfano en el que poder ofrecer diversas opciones de contratación. Cuenta con oficinas para equipos de trabajo de entre 4 y 10 personas. Además, permite la entrada de mascotas y fomenta la vida sana entre sus residentes, con acceso a bicicletas y ‘barra libre’ de fruta.

  • Fangaloka

    Localizado en el extrarradio de Madrid, se caracteriza por su elaboración de proyectos conjuntos y la organización de eventos diversos, que van desde desayunos formativos hasta clases de yoga con sus coworkers. También colabora en un buen número de iniciativas, como las FuckUp Nights, que intentan sacar partido de los fracasos empresariales.


Para los emprendedores que optan por esta opción para asentar su negocio puede resultar muy útil la contratación de una centralita virtual para darle un toque mucho más corporativo a las llamadas de clientes (reales y potenciales) que se reciban. Desde netelip ofrecemos soluciones muy competitivas que pueden ayudar a potenciar tu negocio. Sólo necesitas una conexión a internet y un dispositivo capaz de conectarse con el que recibir llamadas.

¿Qué funcionalidades aporta netelip que pueden complementar el trabajo desde un coworking?

  1. Locuciones personalizadas de bienvenida
  2. Desvíos y transferencias de llamadas a uno o varios números
  3. Informes de llamadas
  4. Recepcionista virtual las 24 horas
  5. Establecimiento de filtros por horario, departamento, idioma, número de cliente, provincia… para dar una atención más personalizada.

Además, netelip cuenta con planes de llamadas y de numeración (también internacional) a precios muy competitivos. Pide información sin compromiso en info@netelip.com.

Mili Pérez

CMO (Chief Marketing Officer)

More Posts

Mili Pérez

CMO (Chief Marketing Officer)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *